Freelance en Navidad

5 consejos para disfrutar las vacaciones de Navidad si eres freelance

Blog diciembre 17, 2021

De todas las festividades que recoge el calendario, la Navidad es la más especial y mágica de todas. Es capaz de transportar al adulto más serio a su infancia y de elevar al mayor exponente la alegría innata de los niños. Por ello, el reto de poder disfrutar de las vacaciones de Navidad sin descuidar el trabajo se vuelva una tarea aún más complicada.

En Befree somos conscientes de lo difícil que les resulta a los freelance poder combinar el trabajo con el descanso. De esta manera, queremos ofreceros unos cuantos consejos y recomendaciones para que podáis aprovechar estas fiestas todo lo posible. Pues, como dice la canción, se trata de la época más maravillosa del año y todos merecen disfrutarla.

¿Por qué es necesario tomar vacaciones?

Los niveles de estrés y de agotamiento mental relacionados con el trabajo alcanzaron en el siglo XXI unos picos que nunca antes se habían visto. Por ello, es más necesario que nunca afianzar la importancia de desconectar unos días de la vorágine de la rutina.

Las vacaciones nos permiten un periodo de tiempo que nos permite alejarnos de la monotonía y un bucle que no parece terminarse nunca. Nos otorga la posibilidad de hacer cosas diferentes, de poder hacer esa actividad que tanto queríamos hacer o de visitar ese lugar que lleva años señalado en rojo en nuestro mapa. Todo ello hará que renovemos energías y espíritus

Además, la Navidad es una oportunidad fantástica para pasar tiempo con familiares y amigos que no tenemos tan cerca durante los meses de trabajo. Aprovecha para verles y disfrutar de la compañía y los buenos ratos que pasas con ellos.

5 consejos para disfrutar tus vacaciones de Navidad

1- Identifica una temporada de trabajo baja

Aunque siempre haya cosas que hacer y quehaceres por llevar a cabo, existen unos periodos en los que el volumen de carga de trabajo es relativamente menor de lo habitual. Es entonces cuando el freelance debe planificar sus vacaciones.

Si llevas unos años trabajando por cuenta propia, recuerda qué días sueles tener más libres y programa tus vacaciones de Navidad en ese periodo. Decide cuánto tiempo deseas desconectar: quizá con un par de días sea suficiente, o quizá necesites una semana completa apartado del ordenador para recargar pilas.

Además, te recomendamos analizar a tus clientes para tratar de detectar el tiempo que requerirá llevar a cabo sus proyectos, o si planean darle un empujón a su empresa en el nuevo año y necesitarán más de tus servicios.

2- Deja claro que te vas de vacaciones

Si no lo cuentas, no existe. Necesitas explicar y dejar claro que te vas a tomar unos días de desconexión para que no haya malentendidos ni te molesten. Envía un email corporativo deseando una feliz Navidad e incluye en él una aclaración sobre tus vacaciones.

Puedes programar una respuesta automática a tu correo electrónico para avisar a quien intente ponerse en contacto contigo que no estás disponible. Por otro lado, un buen consejo es avisar personalmente y de forma especial a tus clientes más importantes. Coméntales todo primero a ellos. 

3- Termina todo el trabajo antes de marcharte

No hay nada peor que la sensación de saber que tienes algo que hacer mientras descansas. Para ahorrarte esa mosca detrás de la oreja en tus vacaciones de Navidad, el freelance debe tratar de terminar y adelantar todo el trabajo que pueda antes de disfrutar de las fiestas.

Está totalmente prohibido llevarse algo de trabajo a las vacaciones. Ni siquiera tienen cabida aquí los pequeños detalles y tareas como revisar números o planificar el plan de trabajo de próximos proyectos a realizar. Tu única labor es descansar.

4- Desconecta totalmente

Esto tiene una estrecha relación con el punto anterior. Una vez estés seguro de que no te llevarás ninguna tarea a las vacaciones de Navidad debes desconectar y quitarte el chip del trabajo de la cabeza.

Apaga tu móvil del trabajo. Silencia cualquier tipo de notificación laboral. No pises tu despacho hasta que vuelvas a trabajar. Haz de tus aparatos electrónicos un espacio libre de responsabilidades freelance durante los días en los que has decidido descansar. Es algo de lo que no se suele hablar pero es fundamental.

5- Encuentra algo que hacer

Trata de rellenar tu tiempo con actividades que te hagan sentir bien y te pongan contento. Escoge una exposición interesante y acude a verla. Da un paseo por la montaña para respirar aire puro y salir de la ciudad. O escoge una serie clásica y disfrútala, o cambia a una actual si no te gusta.

Sin embargo, sabemos que relajarse es a veces incompatible con nuestra rutina. Así, ese algo que hacer también puede ser nada, simplemente relajarse. ¿Y si lo que te apetece es estar en casa tranquilamente? ¿Y si prefieres ver una película navideña mientras tomas chocolate caliente? Para las vacaciones de Navidad no hay nada escrito, así que disfrútalas a tu manera.

Últimos post

ibm-z16 Leer más
Cloud-spending Leer más
being competitive thanks to freelancers Leer más