luis paredes consultor sap en befree

"9 de cada 10 doctores recomendarían a sus pacientes hacerse autónomo"

Blog abril 11, 2013

Entrevista con Luis Paredes, Consultor Senior SAP freelance, cuenta con 15 años de experiencia en el mundo de SAP.
Ha trabajado para empresas como Arthur Andersen, Beam Global y Holcim, entre otras.

¿Has estado en plantilla alguna vez?

Sí, los primeros 9 años de mi experiencia han sido trabajando por cuenta ajena, del 98 al 2005 en plantilla de consultoras, y del 2005 al 2008 en plantilla, como responsable del departamento de sistemas de lo que los consultores denominan un cliente final, aunque el pronóstico “final” no se cumplió en mi caso.

¿Por qué cambiaste de plantilla a freelance? ¿Qué te llevó a dar el salto?

Creo que los porqués que llevan a un individuo a dar un salto de este estilo no son extrapolables como ejemplo, y cada uno atribuirá el cambio a un motivo u otro siguiendo sus propios valores.
En mi caso, he de reconocer que me lo pusieron muy fácil, un grupo de personas de mi más absoluta confianza me ilusionaron con la posibilidad de colaboración como freelance para un cliente de relevancia internacional, en un sector estable, y dentro de un negocio apasionante y repleto de historia.

Aquella propuesta por sí sola habría bastado para animarme, pero además, la situación en el cliente para el que trabajaba también me ayudaba a dar el salto, principalmente porque el proyecto de sistemas por el que aposté llegaba a su fin y renovarlo suponía disponer de un presupuesto tecnológico inexistente, y en perspectiva de ser reducido dada la crisis cantada que se avecinaba.
Añadiendo a este cóctel, que hablábamos de un proyecto a largo plazo, con una tarifa aceptable y con posibilidades de extender el contrato a futuro, no puedo más que reiterarme, me lo pusieron muy fácil.

¿Qué es lo que más disfrutas de ser freelance? ¿Y cuáles son los aspectos no tan positivos de ser freelance?

No es la primera vez que escucho el cuento del freelance, en el que te hablan de libertad y tarifas increíbles, lamentablemente no dejan de ser un cuento. Respondemos en primera persona de nuestros actos dentro de un cliente, tenemos que demostrar constantemente que somos buenos profesionales, y nuestra libertad diaria se acota por las necesidades del cliente. Es por esto que un freelance adquiere un nivel de responsabilidad superior en cada una de las tareas que ejerce o al menos así debería ser, la libertad real radica en que uno mismo decide los contratos que firma y las tareas en paralelo que es capaz de abarcar. Esta es la parte que podemos disfrutar. Trabajando por cuenta ajena, no tenemos si quiera esta capacidad de decisión.
También, se disfruta de mejor salud, aunque puede parecer de anuncio, 9 de cada 10 doctores recomendarían a sus pacientes hacerse autónomos ya que rara vez enferman.

Todo lo descrito anteriormente entraría dentro del aspecto positivo de ser freelance, para hablar del aspecto negativo, tendría que mencionar palabras que es mejor no pronunciar en voz alta, como son política, IVA, IRPF, “no deducible”, el estado de la nación, los gestores… en fin, todas ellas se recogen en el libro de lo oscuro y lo prohibido de los freelance, y creo que varios guionistas están intentando llevarlo a la gran pantalla, así que, vamos a esperar mejor a que salga la película.

¿Vives con miedo en la actual situación de crisis? ¿De qué se está hablando hoy en el mundo del freelance, destacarías algo?

Más que miedo, diría incertidumbre, y no deja de ser la misma incertidumbre sobre el futuro que se tiene siendo freelance en momentos de bonanza en lugar de crisis económica. Se está demostrando que en momentos de crisis las compañías consumen su materia grasa (reducen recursos y renegocian tarifas para disminuir sus costes), pero sobre todo, se está demostrando que no existe un trabajo seguro, y esta crisis está tocando también a aquellos que trabajan en plantilla. Es complicado vivir sin la certeza de un sueldo a fin de mes, pero es más complicado para aquellos que estaban acostumbrados a disponer de esa certeza.
Sin duda se habla de las tarifas y de sus mínimos históricos, así como de la experiencia y habilidades que se requieren para cada puesto. Se habla, sobre todo, de dónde están nuestros límites, hasta dónde merece la pena el esfuerzo diario, nuestras renuncias a un subsidio por desempleo, una indemnización por despido, una cotización para la jubilación. Todo deja de tener sentido cuando la tarifa se equipara a un salario en plantilla.

¿Crees que dadas las circunstancias actuales hay más freelancers? ¿Todo sigue igual? O todo lo contario?

Creo que el colectivo se mantiene, los que vuelven o buscan refugio en clientes y consultoras se reemplazan por nuevos emprendedores… Pero es sólo una opinión, no dispongo de ningún dato contrastable.

¿Crees que ahora mismo es una buena idea salir al extranjero para avanzar en la carrera profesional?

Sin lugar a dudas, salir fuera siempre enriquece, tanto personal como profesionalmente. Cuando sales al extranjero también optas a mejores tarifas por lo que siempre es una excelente alternativa.

¿Qué opinas de la formación? ¿Crees que es importante para los profesionales SAP seguir formándose, renovándose?

Para dar la mejor solución al negocio es necesario estar formado, no sólo en un módulo concreto, cada vez es más relevante disponer de conocimientos relacionados con la integración entre módulos. Es inaceptable implementar una solución no estándar por desconocimiento funcional.
La formación abre el abanico de soluciones que podemos proponer a un cliente y pueden ser el elemento diferencial a la hora de seleccionar entre candidatos al mismo puesto.

¿Qué consejos darías a los profesionales del sector que han sufrido recientemente un ERE, un despido,…?

Sería un consejo gratuito, sólo uno mismo conoce su situación y sus expectativas. Nunca he vivido esa experiencia, pero las circunstancias serían de vital importancia a la hora de decidir un camino, y con circunstancias quiero decir, el momento personal que se atraviesa, la madurez, la edad (que no siempre viene ligada a la madurez), los recursos económicos disponibles, y sobre todo los recursos menos tangibles, como los contactos, el CV, las habilidades personales y la especialización (como veis, una vez más, el conocimiento tiene un papel protagonista).
Las últimas estadísticas de Abril de 2013 nos hablan de que el 25% de los emprendedores españoles no lo hacen de forma voluntaria, y no sabemos si esto es bueno o malo. Emprender obligados, por no disponer de una oferta de trabajo por cuenta ajena, nos marca unos niveles de exigencia, presión y ansiedad mayores a los de ese 75% que emprende de forma voluntaria, pero también nos proporciona un entorno propicio para agudizar el ingenio. En 3 años sabremos el nivel de éxito de unos y de otros.

¿Hacia dónde crees que se está dirigiendo el mundo de SAP?

El día a día, pocas veces nos deja tiempo para hacernos ese tipo de preguntas, y mucho menos tiempo aún nos deja para contestarlas. Aunque llevamos tiempo escuchando sobre SAP Hana y sus bondades de rendimiento y eficiencia, sólo puedo contestar hacia donde creo que debería dirigirse y es sin duda a la simplificación de sus últimas soluciones, y más aún a su integración. Los últimos años de avance en funcionalidad han traído una complejidad técnica que nos abstrae de lo verdaderamente importante, que son los flujos de negocio del cliente y la búsqueda constante de cómo optimizarlos. Si la tendencia continúa como hasta ahora, nos esperan más trabalenguas tecnológicos y una necesidad apremiante de formación técnica para afrontar nuevos proyectos.
Redactoras: Lorena Brandstetter y Cristina Fernández de Moya

Últimos post

¿Cuáles serán las tendencias tecnológicas en 2023? Leer más
¿Cuáles fueron las palabras más buscadas en Google en 2022? Leer más
Cuatro regalos tecnológicos originales para Navidad Leer más