El Fútbol y la Gestión Empresarial

Actualidad septiembre 25, 2012

Fuente: blog de Jaime Pereira 

Hay muchos deportes que pueden servir de modelo para explicar como se debe trabajar en una organización empresarial. Sin duda los más interesantes y adecuados son los que se practican en equipo. Un club de fútbol puede ser muy buen ejemplo. En el se dan todos los ingredientes para hacer una comparación perfecta entre deporte y empresa. Hoy no me voy a referir a la estructura, organización, objetivos…Lo único que pretendo es centrarme en las personas, en este caso futbolistas y entrenador (directivos & empleados), para ver lo que esta experiencia puede aportar al entorno empresarial.

Me sirve de soporte para mi objetivo, la conversación que tuve el pasado mes de septiembre con Ricardo Rodríguez (@Ricardo_Rodrigz) en la isla de La Toja con motivo del encuentro de fútbol entre España y Arabia Saudí (@SnftMedia). Esta selección árabe tiene color rojo y piensa en español. Aunque la cabeza visible del cuerpo técnico es Frank Rikjaard, junto a él hay un grupo de españoles que son los encargados de planificar la senda por la que debe caminar el fútbol saudí de cara a un objetivo: el Mundial de Qatar 2022.

Al frente de todos ellos está Ricardo Rodríguez, Asesor Técnico de la Federación deArabia Saudí (إدارة شئون المنتخبات السعودية) desde hace un año y cabeza visible del grupo de técnicos nacionales – una docena en total – que dirige los destinos futbolísticos del país árabe. Con él hablé largo y tendido sobre como un entrenador puede optimizar el rendimiento de sus futbolistas.

Nuestra conversación se centró en el mundo del fútbol. Ricardo habló solo de este deporte (ver vídeo de Ricardo Rodríguez, más abajo. Es muy interesante) y yo he replicado las mismas preguntas/respuestas al mundo de la empresa, contestándolas yo mismo. Este es el resultado:

¿Cómo gestionar eficazmente un equipo de estrellas?

No es nada fácil. Se necesita una habilidad especial para sacar a relucir la empatía, la comunicación, la persuasión, la autoridad (no disciplinaria), la objetividad… Es necesario conocer muy bien a cada uno de los componentes del equipo para ir personalizando la forma de trabajar. No todos necesitan lo mismo, pero es clave que todos entiendan que el éxito siempre es colectivo. El reparto de papeles es un factor decisivo para dejar claro que se espera de cada uno evitando así las “áreas grises“.

¿Cómo surge el liderazgo en un equipo?

De forma natural. Cuando en un equipo aparece una persona con “gancho”, capaz de aunar esfuerzos para alcanzar unos resultados determinados, sus compañeros le siguen. Confían en él, porque saben que su forma de trabajar es la mejor garantía para involucrar a todos en un objetivo común. Por eso los falsos líderes, esos impuestos por el organigrama, no funcionan. El reconocimiento se consigue con la educación, el respeto, la elegancia, el trato, el conocimiento, la experiencia, la humildad. Nunca con la autoridad formal y funcional.

¿Tiene libertad para moverse por el campo el jugador “estrella”?

El “profesional” estrella, que no necesariamente es el líder del equipo, debe ser tratado de forma diferente. La creatividad surge de la inspiración de personas que se salen de lo corriente, lo que últimamente se ha definido como “Thinking outside the box“. Este tipo de profesionales, sin romper las reglas del juego, deben tener más libertad de movimientos que les permita sacar lo mejor de ellos mismos y así poder aportar mayor valor al equipo. Son muy apreciados, no se pueden desperdiciar.

¿El liderazgo se consigue metiendo goles? No necesariamente quien alcanza más y mejores resultados ha de ser el líder. Se puede ser enormemente eficaz y eficiente y no tener ningún carisma para que otros te sigan. Hay veces que determinadas personas reclaman un liderazgo que el grupo no se lo reconoce. Para conseguir el apoyo de los demás debes ponerte al servicio de ellos y no al revés. El ideal seria la combinación de resultados y aceptación por parte de los demás.

¿Cómo se gestiona un vestuario turbulento?

Cuando un equipo está revuelto, hay que preguntarse ¿qué parte de culpa tiene el responsable del mismo? Normalmente la “desestabilización” llega o por un falso líder que quiere imponer un liderazgo no reconocido por el resto, o porque el dirigente no ha sido capaz de controlar la situación. En ambos supuestos hay que hablar largo y tendido con todos los miembros del grupo para diagnosticar el mal, poner un tratamiento eficaz y comprobar que la “enfermedad” se va superando. En casos extremos habrá que acudir a la cirugía…

¿Qué aporta el Coaching al fútbol?

El Coaching aporta a la gestión de personas un papel muy valioso. Es una herramienta enormemente útil para ayudar a los miembros del equipo a ir descubriendo en donde deben poner el foco para ganar en profesionalidad, rendimiento, equilibrio… El Coach se convierte en un profesor particular que utiliza una metodología de trabajo basada en el descubrimiento. Sin duda es un recurso, que cuando se toma en serio, tiene un retorno de la inversión muy significativo.

¿Es bueno fomentar la competencia en un equipo?

Puede parecer una paradoja que busquemos la eficacia grupal cuando al mismo tiempo estamos potenciando el comportamiento individual. Si se premia la aportación y valía individual ¿no estaremos poniendo en peligro el trabajo en equipo? No, al contrario. Estamos incentivando con ello que todos den lo mejor de si mismos. ¿Quien se beneficia de ello? El grupo. ¡Pero ojo a la competencia “desleal”. La practican los trepas y esta no hace equipo sino que los destroza.

¿Qué es más rentable la cantera o el fichaje millonario?

Sin duda parece que lo primero es lo más aconsejable. Hay muchas razones: el coste, la integración, la experiencia, la cultura, la motivación. No hay nada más saludable en una organización que la gente pueda desarrollarse y tomar nuevas y más importantes responsabilidades. Genera compromiso, lealtad y confianza. El fichaje, en determinadas situaciones es la única solución, ya que un hueco inesperado en el organigrama y el agobio del corto plazo, pueden provocar una situación irreversible. La entrada de “nuevos aires”, a veces, es el mejor camino para estimular al talento “dormido”.

http://jaimepereira.es

Últimos post

¿Cuáles serán las tendencias tecnológicas en 2023? Leer más
¿Cuáles fueron las palabras más buscadas en Google en 2022? Leer más
Cuatro regalos tecnológicos originales para Navidad Leer más