El régimen de autónomos se salva de la crisis: mantiene el nivel de afiliación

Actualidad junio 3, 2010

El colectivo de autónomos parece ser inmune a la lacra de paro que sacude España, ya que es el único que ha conseguido mantener el mismo nivel de afiliación en los últimos tres años. Lo ha hecho a costa de expulsar a trabajadores extranjeros y dar de alta a españoles, una evolución que podría esconder la creciente contratación de empleados que deberían ser fijos como autónomos.

Los números, a priori, no cuadran. Mientras que el número medio de afiliados a la Seguridad Social ha pasado de 14,35 millones de personas en enero de 2007 a 13,42 millones este mayo (casi un millón menos), la cifra de trabajadores autónomos se ha incrementado desde 3,05 millones hasta 3,14 millones.

Una posible explicación podría ser el incremento del espíritu emprendedor entre la población, como alternativa al desempleo, pero las cifras sobre creación y destrucción de sociedades parecen desmentirlo.

Entre abril de 2007 y noviembre de 2009, la cuenta siempre ha sido negativa, y desde aquel primer rallo de luz, sólo se ha incrementado la crifra de nuevas sociedades en febrero y marzo de este año, con incrementos de apenas el 2,2% y el 3,8%.

Otro dato que hace desconfiar de la elevada afiliación de autónomos está relacionado con la nacionalidad de los trabajadores que se dan de alta bajo este régimen, fundamentalmente españoles.

De hecho, la cifra de extranjeros dados de alta como autónomos ha pasado de 224.793 a 198.891 personas, entre enero de 2007 y mayo de 2010. En cambio, en este mismo periodo, se ha incrementado el número de contratos entre este colectivo dentro de los regímentes especiales de carbón, metal, mar y hogar.

Con estas cifras sobre la mesa, todo parece indicar que el nivel de afiliados autónomos puede responder a la creciente práctica de contratar a trabajadores, que hacen labores de empleados fijos, bajo este régimen. De este modo, las empresas esquivan tener que hacer frente a los costes de la Seguridad Social.

De hecho, los sindicatos volvieron a criticar ayer con dureza los denominados contratos basura, tras conocer el dato de empleo de mayo, que registró su mejor evolución desde 2005. A pesar de esta mejora, Ignacio Fernández Toxo, secretario general de CCOO, denunció que "la contratación temporal creció mucho más que la estable" y que "aunque el paro descienda, se agrava la dualización del mercado laboral". Una dualidad que también podría estar siendo alimentada por la sustitución de trabajadores fijos por autónomos.

http://www.lainformacion.com/

Últimos post

¿Cuáles serán las tendencias tecnológicas en 2023? Leer más
¿Cuáles fueron las palabras más buscadas en Google en 2022? Leer más
Cuatro regalos tecnológicos originales para Navidad Leer más