Learnability: Posiblemente tu último tren

Blog febrero 9, 2018

¿Cómo podrían imaginar los precursores de la era digital, Faggin, Noyce y Hoff, que crearon en 1971 el primer microprocesador en el gran Silicon Valley, que la tecnología se integraría de una forma tan intensiva en la sociedad?

Gracias a esta adopción masiva de la tecnología, gran parte de la población ha adquirido la capacidad de conocer y utilizar las TIC de una forma vertiginosa (especialmente la generación Touch o Millennial), cuya habilidad reside en adaptarse velozmente al uso de todo lo digital.

Este comportamiento nos proporciona una ventaja en el ámbito laboral, contagiando a todo el mundo las ansias de conocimiento y saber, empujándonos a aprender más y a desarrollarnos como profesionales.

Vivimos en un mundo radicalmente cambiante, que evoluciona cada día, no sólo en aquello que conocemos, también se aplica en la creación de iniciativas que nunca llegamos a imaginar. Es aquí donde el concepto Learnability entra en juego. Pero ¿qué es?

 

El término Learnability se conoce como la curiosidad del individuo y su capacidad de incorporar nuevas habilidades para poder mantenerse empleable en un largo periodo de tiempo.

En el ámbito laboral, especialmente en la parte de selección, se traduce como aquella persona que va a estar más predispuesta al cambio, que no se estanca en tareas o conocimientos automáticos, más bien busca evolucionar, ser más rápido, dar lo mejor de sí mismo.

Muchos empleadores tienen en cuenta este aspecto. Las empresas han cambiado su forma de ver la empleabilidad y la búsqueda de talento, debido a lo volátil e incierto que es el mundo en el que vivimos y las tecnologías que nos rodean.

L

Ya no vale “el mirlo blanco” que todo lo sabe, lo esencial es aquella persona que está dispuesta a ir más allá, a investigar y buscar ideas nuevas, a nutrirse de todo lo novedoso que ha llegado y está por venir, sin anclar su profesionalidad al conocimiento acumulado y desactualizado.

Es aquí dónde nos preguntamos, ¿cuál es la clave para alcanzar esta habilidad?

  • Siéntete Sheldon Cooper: tú también puedes ser un auténtico genio, no frenes tus posibilidades, no dejes que el miedo te diga “no podrás hacerlo”. Encuentra la motivación para tu aprendizaje.
  • Siéntete Indiana Jones: el espíritu de aventura es tan importante a la hora de aprender… Nunca dejes de explorar y buscar cosas nuevas, sólo tienes que salir de tu zona de confort.
  • Siéntete Elon Musk: si él puede tener la idea de mandar un coche al espacio, tú también puedes hacer más grandes tus ideas. No te conformes con lo que ya existe.

 

Pero no sólo el empleado tiene que adaptarse y adquirir grandes dosis de learnability, también las empresas tienen que renovarse. Aquí proporcionamos unos consejos para aquellos empleadores que se quieran subir a este tren:

  • Como Dalí, elimina las barreras que impidan la participación de las personas en el proceso de aprendizaje y la información. Think out of the box.
  • Como Daryl Dixon, ataca sin piedad los vestigios del empobrecimiento mental y obsolescencia en tu organización, no permitas que los conocimientos pedagógicos y tecnológicos queden anticuados. Actualízate.
  • Como Steve Jobs, ansía la mejora, lucha por lo más innovador y convertirte en el número uno. Busca aumentar la calidad y eficiencia del proceso del aprendizaje.

Esto es algo en lo que obviamente hay que trabajar día a día, y es preciso entrenarnos a nosotros mismos para mantener esa actitud y aptitud necesaria para estar en sintonía con las tendencias actuales.

No es un problema generacional, social o económico. Es simplemente un problema intelectual, una actitud frente a la vida profesional que cada vez es más imprescindible, porque una organización que no evoluciona, es una estructura ineficiente.

Y tú, ¿cómo tienes el nivel de “Learnabilitonina”?

 
Escrito por: Esther Lago Clavero

Últimos post

¿Cuáles fueron las palabras más buscadas en Google en 2022? Leer más
Cuatro regalos tecnológicos originales para Navidad Leer más
Callisto: un ordenador pilota la misión espacial Artemis I Leer más