metaverse

El metaverso, el futuro de la interacción social

Actualidad enero 28, 2022

Cada vez parece más evidente que el futuro del entretenimiento en Internet abrirá las puertas de par en par al metaverso. Mundos digitales en los que adoptaremos el cuerpo y la personalidad de nuestros yo virtuales.

Definir y acotar el significado de metaverso al máximo es muy complicado. Además, es importante conocer de dónde procede la idea y el término, qué nos puede ofrecer en el corto, medio y largo plazo y cuándo dejará de ser algo de la sección de tecnología del periódico para aterrizar en nuestro día a día. En este post del blog de Befree tratamos de contestar a todas esas preguntas.

Qué es el metaverso

Echemos primero un vistazo a la etimología del propio término. La palabra metaverso es una conjunción de universo y meta, que quiere decir “más allá”. Se trata, por tanto, de un espacio ajeno al mundo real.

El metaverso engloba muchos y muy variados conceptos. El principal es aquel que habla de los múltiples espacios virtuales tridimensionales, compartidos y persistentes vinculados a un universo virtual percibido. Para acceder a él necesitamos una serie de dispositivos, como gafas de realidad virtual. Lo percibimos como un teletransporte a un mundo completamente distinto.

Sin embargo, dentro del abanico también se encuentran ideas como las experiencias multidimensionales de uso y aplicación de Internet. Algunos ejemplos de ello son la web 2.0, la realidad aumentada o la realidad virtual.

En el metaverso, los humanos interactúan y se relacionan como avatares, que son representaciones gráficas asociadas a un usuario. El soporte en el que se producen estas interacciones es un ciberespacio, que funciona como una metáfora del mundo real. Sin embargo, las limitaciones físicas y económicas de los lugares reales no son las mismas.

Edward Castronova, profesor de Economía y Telecomunicaciones en la Universidad de Indiana, identificó tres rasgos en el metaverso:

  • Interactividad: el usuario es capaz de comunicarse con otros usuarios y con el propio metaverso. Sus comportamientos tienen influencia en el comportamiento del resto.
  • Corporeidad: el acceso se hace en primera persona, y el espacio incluye algunas limitaciones físicas y logísticas.
  • Persistencia: el metaverso sigue funcionando aunque no haya nadie conectado a él. Además, las posiciones de los usuarios al desconectarse serán las mismas cuando vuelvan a entrar.

Historia y origen del metaverso

El término metaverso procede de una novela escrita por el estadounidense Neal Stephenson en 1992. Se trata de ‘Snow Cash’, y en ella el metaverso se refiere a un mundo virtual ficticio y compartido creado por convergencia y compatibilización con un aspecto de la realidad externa.

En palabras del propio Stephenson, los términos existentes para referirse al metaverso eran “demasiado torpes para utilizarlos”. Por eso, Neil fabricó los conceptos de metaverso y avatar para ganar exactitud a la hora de desarrollar sus ideas.

Más de diez años después, en 2003, la empresa desarrolladora de software Linden Lab creó su mundo de realidad virtual en 3D ‘Second Life’. Se trataba de un software con experiencias inmersivas inspiradas en el metaverso de Neil Stephenson. En ‘Second Life’ los usuarios podían interactuar, jugar y hacer negocios.

Qué nos ofrece el metaverso y cuándo será real

Aunque actualmente contemos con ejemplos de metaverso, lo cierto es que aún es muy pronto para afirmar nada de manera rotunda. Se trata más de un lienzo en blanco que de un cuadro al que tan solo le faltan unas pinceladas.

Meta, la compañía de Mark Zuckerberg, es quien más está apostando por el metaverso. Sus intenciones son que podamos crear negocios basándose en la propia economía del metaverso, con su propia divisa. También contaría con aplicaciones prácticas como simular reuniones de trabajo o pasear con amigos por calles virtuales.

Sin embargo, la clave de todo estará en cuán accesible será el metaverso. Nada de esto importaría si solo unos pocos pudieran tener el privilegio de disfrutarlo. Además, aún faltan tecnologías y empresas capaces de llevar estas ideas a cabo. Todavía estamos lejos de poder disfrutar del metaverso tal y como lo imaginamos en la actualidad. Es imposible lanzar una fecha aproximada de su lanzamiento.

Avances sobre el metaverso en la actualidad

Para comenzar a anticipar el tsunami del futuro, Mark Zuckerberg ha puesto en marcha un superordenador. El conglomerado empresarial Meta anunció el pasado lunes 24 de enero que se encontraban en mitad del desarrollo de un superordenador orientado a los campos de la inteligencia artificial y el denominado metaverso.

Se espera que el proyecto esté terminado a mediados de este mismo año. El superordenador de Meta, llamado AI Research SuperCluster (RSC), cuenta con la colaboración de compañías como Pure Storage o Nvidia.

En palabras del propio Zuckerberg, el RSC “ayudará a los investigadores de Meta a construir nuevos y mejores modelos de IA que puedan aprender de trillones de ejemplos, trabajar en distintas lenguas y analizar indistintamente texto, imagen o vídeo. Esto nos otorgará nuevas herramientas de realidad aumentada”.

Últimos post

Leer más
investment-in-digitalization Leer más
dma-big-tech-eu Leer más