dma-big-tech-eu

Así es la nueva normativa sobre las Big Tech de la UE

Actualidad mayo 20, 2022

La Unión Europea inició hace un tiempo su lucha para regular todo lo relacionado con las TI. Si hace unas semanas comentábamos la primera propuesta de una potencia mundial para controlar la inteligencia artificial, ahora ocurre con una normativa sobre las Big Tech.

Desde la propia UE se muestran contentos y optimistas. Sin embargo, en el exterior hay algunas voces contrarias. En este post del blog de Befree explicaremos todo lo que se sabe acerca de la propuesta europea.

Las intenciones de la UE

La nueva normativa sobre las Big Tech de la UE fue presentada hace unas semanas. Fue la vicepresidenta de la Comisión Europea, Margrethe Vestager, la encargada de hacerlo. La propuesta, denominada Digital Markets Act o DMA -Ley de Mercados Digitales-, está prevista para entrar en vigor en la primavera del año 2023.

En su comparecencia, Vestager indicó que el camino que está por recorrer la UE “es emocionante”. La regulación trata de “establecer nuevas estructuras dentro de la Comisión“. Para ello se emplearán los “recursos de la Dirección General de Competencia y la Dirección General de Comunicaciones basados en la experiencia relevante”.

De esta forma, se trata de una “cooperación transfronteriza” para hacerle frente a la “naturaleza global y sistémica de las prácticas y las características del mercado que hemos visto en las plataformas digitales”, explica Vestager.

Normativa sobre las Big Tech: ¿en qué consiste?

La DMA busca ponerle un coto a las Big Tech, especialmente las no europeas, para evitar que los “gigantes tecnológicos globales aprovechen las brechas de cumplimiento” de la jurisdicción europea. El primer punto a tratar es el concepto de gatekeepers o guardianes. Las empresas incluidas en este grupo -como Google, Amazon o Meta- tendrán una serie de obligaciones y responsabilidades. Para ser guardián la empresa necesita 7.500 millones de euros de volumen anual o una capitalización de al menos 75.000 millones de euros. Además, también deberán tener al menos 45 millones de usuarios mensuales en Europa o 10.000 usuarios comerciales al año.

Por otro lado, la DMA gira entorno a los usuarios y los servicios, no sobre el hardware. Así, las compañías de dispositivos no están incluidas. Además, la normativa sobre las Big Tech obligará a que faciliten la interoperabilidad de sus aplicaciones. Por ejemplo, iMessage deberá funcionar en Android.

La DMA también actuará contra las aplicaciones preinstaladas que no se pueden borrar y los servicios que no podemos no aceptar. La normativa sobre las Big Tech obligará a eliminarlas y a ni incluirlos, respectivamente. También afecta a las tiendas de aplicaciones alternativas en iOS o Android y los sistemas de pagos. La DMA obligará a esta interoperabilidad.

Finalmente, también se incide en el concepto FRAND -siglas de “fair, reasonable, and non-discriminatory terms”-. Según indica Enrique Pérez en Xataka, esta frase aparecerá en apartados como las obligaciones de las empresas de cara a los desarrolladores. Es decir, la interoperabilidad o la compatibilidad de servicios con la competencia no será siempre, ya que técnicamente es impensable, sino bajo unos términos razonables.

Posibles problemas

La DMA presenta algunos aspectos que pueden ocasionar problemas en el medio y largo plazo. Por ejemplo, aunque actualmente no entren dentro de la categoría de guardianes, compañías europeas tecnológicas como Booking, Zalando o Spotify terminarán entrando. También empresas asiáticas como Alibaba o Byte Dance podrían ser catalogadas como guardianes más adelante.

Por otro lado, la interoperabilidad es un cambio de paradigma radical. La intención es que los guardianes apuesten por protocolos abiertos y dejen de excluirse mutuamente. Se trata de un desafío técnico a nivel de cifrado que “habrá que ver cómo se acaba implementando”, indica Pérez en Xataka.

Por un tema de complejidad sobre la moderación del contenido, la normativa sobre las Big Tech ha dejado fuera a las redes sociales. Tampoco se incluyen los medios de comunicación y su relación con servicios como Google News. El debate sobre el copyright será abordado fuera de la DMA.

Últimos post

Gasto mundial en TI: así aumentará según Gartner Leer más
La Década Digital de la UE: el paso adelante de un continente Leer más
Tecnologías disruptivas que tendrán un impacto en ventas hasta 2027 Leer más