¿Qué pueden enseñar las estrellas de rock a los emprendedores?

Actualidad junio 27, 2013

Convertir a tus clientes, socios e incluso inversores en fans de tu proyecto no tiene por qué ser tarea imposible si haces caso de los consejos de algunas celebridades musicales que lo han conseguido.

Hay quien considera a los emprendedores como a las estrellas de rock, algo que a los verdaderos creadores de empresas no debe hacerles demasiada gracia. Para detectar esta tendencia de protagonismo exagerado no hace falta salir fuera de España, como otras veces… Aquí, sin ir más lejos, a los creadores de compañías se les encomendó en su momento la tarea complicada de ser los responsables de la recuperación económica, con su impulso innovador. Con la promesa de una Ley de Emprendedores, éstos han sido considerados como adalides casi únicos de la creación de empleo y del crecimiento, fiando a sus capacidades y talentos la posibilidad de salvar la economía.

Fuera de España, los emprendedores también aparecen en las portadas de revistas que nada tienen que ver con la empresa o los mercados; protagonizan cameos en series de televisión –es el caso de Mark Cuban en Entourage–, e incluso sirven de inspiración para historias cinematográficas taquilleras.

Facebook, Foursquare, Groupon o Twitter son compañías que han transformado la forma en la que socializamos, y sus fundadores se han convertido también en celebrities sociales, asimilables a las grandes estrellas de rock.

Guy Oseary, manager de Madonna, declaraba recientemente en CNBC que "los fundadores de start up son las nuevas estrellas de rock. Tienen la misma capacidad para que su producto –sea música o una start up– tenga un gran impacto en el mundo". Oseary no es un cualquiera hablando de celebridades de la música y de emprendedores. Además de manager de la reina del pop, es fundador de Maverick Records, y también un inversor conocido por sus apuestas en Spotify, Shazam, Square o Uber. Y junto con el actor Ashton Kutcher –otro famoso metido a business angel– participa en el fondo de inversión A-Grade Investments, valorado en 100 millones de dólares.

Parece claro que toda esta notoriedad e influencia justifica la comparación de los emprendedores con las estrellas de rock, aunque desde el otro lado, muchas celebridades musicales tienen enseñanzas valiosas para los creadores de empresas. Sobre todo una: cómo convertir a los clientes, seguidores y colaboradores en auténticos fans.

En su libro Think like a rock star (Piensa como una estrella de rock), Mack Collier explica "por qué las estrellas de rock tienen fans, y tu compañía, clientes. Qué es lo fundamental para comprender y conectar con esos fans, y qué debe hacerse para construir una compañía centrada en ellos".

Para el autor, "la mayoría de las estrellas de rock hacen muy bien dos cosas bien simples. Comunican de forma implacable dos mensajes a sus seguidores: Te aprecio. Te quiero. Eso es todo. No hay una fórmula secreta. Las estrellas de rock simplemente valoran a sus fans. Las aprecian y aman mucho más de lo que lo hacen las propias marcas".

Collier ofrece cuatro consejos para conectar y trabajar con ellos: Ayuda a tus seguidores a fomentar y promover tu marca; ayuda a tus fans a generar más ventas; facilítales asimismo que puedan promover un servicio al cliente para tu marca; y permíteles convertirse en un canal de feedback para tu nombre.

Lady Gaga es la persona con más seguidores de Twitter del mundo, algo que sin duda sabe aprovechar. También una experta en convertir a los seguidores en fanáticos. En Monster Loyalty, Jackie Huba recuerda que, con 23 millones de álbumes vendidos, cinco premios Grammy y la notoriedad que le otorga estar en las listas de las celebrities más influyentes del mundo, Lady Gaga es además una gran estratega cultivando su marca y haciendo que sus seguidores sean fans convencidos y leales. Son lecciones valiosas para cualquier creador de start up que quiera enganchar a empleados, socios, inversores y clientes a su proyecto. Lady Gaga no sólo crea una marca. Genera un grupo de consumidores fanáticos que la seguirán durante muchos años:

  • Lady Gaga invierte la mayor parte de sus esfuerzos en apenas un 1% de su audiencia, precisamente aquellos fans que están especialmente enganchados y sirven como agentes de boca a oreja. En este sentido, la cantante siempre genera debate y hace todo lo posible para que se hable de ella. El negocio del boca a oreja da argumentos y contenidos a sus seguidores para que hablen de ella, como embajadores muy especiales de su marca.
  • La estrella ha creado una conexión emocional con sus clientes.
  • Construye comunidad y conecta con sus seguidores más fieles. Hace que interactúen entre ellos para fortalecer ese vínculo.
  • Identifica a sus seguidores con un nombre. Llama a sus fans sus "pequeños monstruos", una pequeña tontería que sirve para que se identifiquen ellos mismos como parte de un grupo. También comparten símbolos, una estrategia que crea una experiencia común.
  • Les hace sentirse como estrellas de rock. Lady Gaga se ha convertido en una fan de sus fans y busca cualquier manera para lograr que se sientan especiales.

 

http://www.expansion.com

Últimos post

¿Cuáles fueron las palabras más buscadas en Google en 2022? Leer más
Cuatro regalos tecnológicos originales para Navidad Leer más
Callisto: un ordenador pilota la misión espacial Artemis I Leer más