¿Quién se convertirá en el líder de la Inteligencia Artificial?

Blog julio 25, 2017

La Inteligencia Artificial se está convirtiendo rápidamente en la próxima gran «revolución industrial», tanto en España como en todo el mundo. Aquellos que actualmente adquieran experiencia en Inteligencia Artificial serán los líderes de esta disciplina el día de mañana.

 
Las mayores compañías del mundo como Google, Facebook, Amazon y Apple están adquiriendo e invirtiendo de forma rápida y constante en startups enfocadas al desarrollo de inteligencia artificial, puesto que entienden que, al estar en pleno desarrollo, si intervienen ahora podrán conseguir una mayor ventaja para incorporar la IA en todos sus productos y servicios. Eso sí, aún es pronto para decantar la balanza a favor del que podría convertirse en el paladín de la IA.
 
Recientemente se viene hablando de la creciente tendencia en chatbots, los cuales permiten ofrecer un servicio a través de un simple mensaje, reemplazando a la mayoría del personal de los centros de atención al cliente. Aunque algunas de estas funciones son servicios de consulta que no requieren un pensamiento adicional, muchas empresas y desarrolladores de IA están apostando por los avances que se están haciendo en la IA para reemplazar la interacción humana en varios campos, siendo los chatbots de Facebook Messenger tan solo un ejemplo de cómo a través de lo que puede parecer un “juego”, gracias a la IA, se puede ofrecer un servicio al cliente.
 
Sin embargo, esta implementación de la IA como algo equitativo y superior en algunas ocasiones a la inteligencia humana, ya empezó a liderar sus primeros desafíos hace prácticamente dos décadas. Fue a finales del siglo XX cuando el ordenador Deep Blue de IBM superó al campeón mundial de ajedrez, Gary Kasparov. Recientemente, un programa desarrollado por una compañía británica de inteligencia artificial llamada DeepMind Technologies, venció al campeón del mundo en un juego de mesa llamado «Go». Visto el potencial de este nuevo “intruso”, hizo que Google adquiriese DeepMind Technologies en 2014 por lo que pudiese venir a continuación. El Big G también adquirió DNNresearch en 2013, otro juego de aprendizaje profundo y arranque de red neuronal cuya tecnología supuestamente dio a la función de búsqueda de imágenes de Google un gran salto adelante. Amazon, Yahoo, Apple y Facebook están entre los otros gigantes de la tecnología que han estado apropiándose de los desarrolladores de software de IA de manera sucesiva, con cuatro adquisiciones importantes en el pasado año.
 
A medida que avanza el tiempo, podemos ver como la inteligencia artificial se ve involucrada dando servicio a todos los propósitos. Por ejemplo, Salesforce, la herramienta online con funcionalidad de CRM que gestiona las relaciones con los clientes, sigue aumentando el número de adquisiciones. No es difícil ver como laIA se está introduciendo en casi cualquier campo imaginable, desde CRM, a servicio al cliente, a la línea comercio, tecnología de consumo, búsqueda y mucho más.
 
Algo surrealista hace unos años, como la relación que se veía en todas las películas de ciencia ficción pasadas, en las que se interactuaban con el software como lo haríamos con cualquier humano, está avanzando rápidamente, convirtiéndose a día de hoy en toda una realidad.  Independientemente de la postura de cada cual sobre los méritos o los peligros de la inteligencia artificial, lo que es indiscutible, es que para el mercado de trabajo estos avances prometen nuevas oportunidades masivas, al menos desde la postura del desarrollador de las cosas. Por ello, las grandes compañías mundiales compiten a día de hoy por ver quién será la primera en encabezar el liderazgo en inteligencia artificial.
 
No obstante, más allá de quién será el primero en posicionarse como líder de la IA, algunos intelectuales y visionarios del mundo tecnológico como son Elon Musk, Stephen Hawking o el propio Bill Gates, defienden que es imprescindible que se produzca una regulación ante una posible amenaza existencial que podría suponer la propia IA. Una petición que gana peso y fieles por las propias personalidades que lo reclaman mientras que otros defienden que estas regulaciones, ante todo, no deberían suponer restricciones para no entorpecer su propio desarrollo.
 
¿Te atreves a declinarte por quién será la primera en alcanzar la cima y diferenciarse de las demás? ¿Estás de acuerdo en que debería regularse esta innovación tecnológica?
 

Últimos post

¿Cuáles serán las tendencias tecnológicas en 2023? Leer más
¿Cuáles fueron las palabras más buscadas en Google en 2022? Leer más
Cuatro regalos tecnológicos originales para Navidad Leer más