Todos quieren al ingeniero español

Actualidad marzo 4, 2013

Los profesionales españoles de carreras técnicas que estén dispuestos a moverse no tendrán mucha dificultad para conservar su empleabilidad. Empresas y organismos públicos de medio mundo se fijan en estos especialistas, con muy buena prensa internacional.

Las constructoras españolas consiguieron en 2012 contratos en el extranjero por valor de algo más de 23.000 millones de euros, según datos que dio a conocer la semana pasada el secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá. Son resultados que demuestran el éxito de las compañías de infraestructuras e ingeniería de nuestro país en el exterior, donde hay grandes oportunidades para estas compañías que comenzaron a internacionalizarse hace años.

Unas perspectivas que confirman los datos de Structuralia, un proveedor de formación para los sectores de infraestructuras, ingeniería y energía, que nació en el seno de OHL y ahora pertenece a la multinacional educativa de origen estadounidense Kaplan. Esta firma, especializada en la formación online para estos sectores, ha elaborado un mapa mundial que recoge las mayores oportunidades de empleo y de negocio para los profesionales y las empresas españolas en el extranjero en los próximos años.

Destinos

China, Estados Unidos y Brasil son los países que más invierten actualmente en estos campos. Pero hay también un segundo grupo con grandes proyectos en ciernes, como Rusia, Marruecos, Tailandia y otros países asiáticos. También en Oriente Medio, donde un consorcio español ganó el macrocontrato del tren de alta velocidad a La Meca que ha comenzado ya a construirse.
Las firmas españolas de construcción lograron contratos en el exterior por 23.000 millones en 2012

Más allá de la actividad exterior de nuestras empresas, Andrés Serrano, director general de Structuralia, explica que "hay oportunidades para nuestros ingenieros porque empresas de todo el mundo se fijan en ellos. Además de Alemania, que prevé incorporar a 100.000 ingenieros en los próximos años, otros países como Reino Unido, Estados Unidos, México, Colombia, Chile, Perú o India necesitan muchas horas cualificadas de ingeniería para acometer sus proyectos de desarrollo de infraestructuras".

El interés de muchos países por reclutar ingenieros españoles es creciente. Hace unos meses, una agencia del Gobierno irlandés que ayuda a sus pymes a reclutar personal europeo cualificado para cubrir vacantes en las que no cuentan con suficientes candidatos, organizó una feria de empleo en Madrid para reclutar ingenieros informáticos.

Los organizadores aseguraban que España tiene unas reservas cada vez mayores de desempleados cuya formación encaja perfectamente con las necesidades de las empresas irlandesas, y que la crisis está haciendo que muchos jóvenes españoles, que siempre se han mostrado reticentes a buscar un empleo en el extranjero, se desplacen a otros países.

Así se afirma también en una encuesta de Manpower, que asegura que 37% de los desempleados españoles se ha planteado buscar trabajo fuera del país.

Los ingenieros españoles interesan en todo el mundo. Las empresas alemanas, que siempre habían requerido el dominio de su lengua para trabajar en el país germano, comienzan a relajar sus exigencias ante la escasez de compatriotas que se manejan en este idioma. Algunas empiezan a usar el inglés como lengua corporativa para salvar el problema. También se comienzan a demandar con fuerza ingenieros patrios para proyectos en Norteamérica y Latinoamérica, especialmente en países como Chile o Perú, según datos de Miguel Ángel Zuil, socio director del cazatalentos Boyden.

Cambio de paradigma

Javier Ruiz de Azcárate, CEO de la firma de selección Cátenon, piensa que las búsquedas de profesionales se hacen ya en cualquier parte del mundo para llevarles a otra zona del planeta. Sobre todo en actividades con menos implicaciones locales, como las financieras y las de ingeniería. Ruiz de Azcárate asegura que en Estados Unidos algunas empresas locales fichan a golpe de talonario equipos desplazados allí por compañías españolas, y explica que antes la misma potencia que tenía el capital, Estados Unidos, tenía el management. Ahora, los países emergentes, especialmente en Asia Pacífico, tienen la capacidad de inversión, pero no a los directivos para gestionarla. Así, China, Indonesia, Singapur, Arabia Saudí o Qatar reclutan a los ingenieros que no tienen con grandes ofertas económicas.

Victor Fernández, responsable de operaciones en Latinoamérica del I-New

"Me fui a Chile para crecer y me quedaré"

Víctor Fernández llegó a Chile hace diez meses para dirigir las operaciones en Latinoamérica de I-New, una plataforma austríaca de operadores móviles virtuales, y ya ha decidido que, probablemente, se quedará allí. Este físico madrileño de 36 años reconvertido a tecnólogo, explica que no salió de España huyendo de la crisis.

De hecho trabajaba en una firma hispano-germana del mismo sector, sino que sintió el deseo de salir para crecer profesional y personalmente ante el mal momento de nuestro país. Máster en sistemas de información geográfica y General Management Program por la escuela de negocios ESCPEurope, se ha llevado a su familia a la capital chilena, donde explica que reciben a tres compatriotas cada mes, que llegan en busca de trabajo. Y lo consiguen, asegura, aunque las condiciones salariales son peores que cuando se tiene un contrato firmado desde España. Fernández afirma que Chile ofrece ahora grandes oportunidades a profesionales y emprendedores.

http://www.expansion.com

Últimos post

¿Cuáles serán las tendencias tecnológicas en 2023? Leer más
¿Cuáles fueron las palabras más buscadas en Google en 2022? Leer más
Cuatro regalos tecnológicos originales para Navidad Leer más